«El proyecto colaborativo supone uno de los mejores aprendizajes para tener una visión de conjunto sobre la sostenibilidad y la innovación social»

Andrés Pereira. Alumno de la octava edición del Curso de Especialización en Sostenibilidad e Innovación Social de la Cátedra Inditex-UDC de Sostenibilidad. Responsable de actividades, proyectos y relaciones institucionales en el Grupo Naturalista Hábitat.

Andrés Pereira considera “indudable” que las políticas de sostenibilidad de empresas y organizaciones “han favorecido el establecimiento de alianzas estratégicas con entidades del tercer sector”, pero que “sin duda queda mucho por hacer y oportunidades para innovar”. Algunas de esas oportunidades dice haberlas descubierto a través de “los conocimientos aprendidos” en el CESIS, del que asegura llevarse “una experiencia útil y enriquecedora” tanto en lo profesional, con mejoras vinculadas a la RSC en su lugar de trabajo, como en lo personal, gracias a una red de contactos con los que realizar “acciones conjuntas”.

PREGUNTA: ¿Qué lleva a un especialista en gestión ambiental a través del manejo y conservación de recursos naturales a realizar el Curso de Especialización en Sostenibilidad e Innovación Social?

RESPUESTA: La verdad es que las motivaciones fueron varias. Por un lado, desde el punto de vista más educativo siempre he procurado tener una formación continua en el ámbito del medio ambiente, que me permitiese ir ampliando conocimientos y mejorando mis capacidades. Desde una perspectiva más personal, me interesaba igualmente incorporarme a un curso donde poder compartir tiempo y experiencias con un grupo de personas vinculado a diversos sectores, ya con un gran bagaje cada uno en su campo, del que seguro podría aprender mucho. Pero quizá el aspecto que más peso tuvo para que me decidiese a embarcarme en esta aventura de la Cátedra, fue mi realidad laboral.

¿El día a día como responsable de proyectos y relaciones institucionales en el Grupo Naturalista Hábitat?

Sí. Por aquel momento [curso 2018-2019], gracias a mi situación en el Grupo Naturalista Hábitat, tenía ya cierta experiencia a la hora de gestionar y llevar a cabo acciones medioambientales con diversas instituciones en el marco de la RSC, pero era consciente de que me faltaban muchos conocimientos en sostenibilidad. A esto se sumaba que me interesaba descubrir de algún modo el otro lado de la cama, es decir, conocer esta realidad no sólo desde mi experiencia en una entidad sin ánimo de lucro, sino también desde la perspectiva de las propias empresas y demás instituciones. Me parecía interesante descubrir cómo trabajan internamente en sostenibilidad, qué dimensiones y aspectos contemplan, cómo se miden y evalúan, … Todo esto me hizo animarme a realizar el curso y hoy día creo que fue una muy buena decisión.

Trabaja en una entidad sin ánimo de lucro, en su caso directamente relacionada con la conservación del medio ambiente, ¿considera que las políticas de sostenibilidad y responsabilidad social instauradas en el tejido empresarial contribuyen a la creación de alianzas con el tercer sector o hay todavía mucho por hacer? Innovar, ya que hablamos del CESIS.      

Las empresas se han dado cuenta hace ya tiempo de que pueden desempeñar, y desempeñan, un papel fundamental no solo en la vida de las personas, sino también en las comunidades y el entorno al que están vinculadas, y de los que forman parte inseparable. En este sentido, creo que es indudable que las políticas de sostenibilidad han favorecido el establecimiento de alianzas estratégicas con entidades del tercer sector, tanto en el ámbito medioambiental como en el cultural, social, deportivo…, con numerosos ejemplos hoy día. En la parte que me toca, y en mi opinión, quizá debamos tener en cuenta que la conservación de la biodiversidad, de nuestro Patrimonio Natural con mayúsculas, es un deber que no solamente afecta a la Administración competente, sino también a todo organismo y ciudadanía en general, en tanto en cuanto todos ellos son, somos, beneficiarios de unos valores ambientales, biológicos y paisajísticos que debemos legar a las generaciones venideras en el mejor estado posible, siendo por lo tanto partícipes necesarios y esenciales en su preservación.

Hablamos de alianzas estratégicas, al fin y al cabo.

Exacto. Este [las políticas de sostenibilidad] es el germen para el establecimiento de alianzas estratégicas centradas en la conservación, de la que hoy día también existente multitud de iniciativas de mayor o menor envergadura. Cabe además tener en cuenta que el compromiso con la naturaleza supone asimismo una relación mutualista, puesto que en ella todos los diferentes agentes implicados salen beneficiados: el medio en el que se trabaja, asegurando su perdurabilidad y los implicados en su conservación, gozando de la satisfacción personal, el reconocimiento social y los beneficios del trabajo en favor del medioambiente. Es cierto que hay camino recorrido, pero sin duda queda aún mucho por hacer, y oportunidades para innovar.

Innovación social, buen gobierno, transparencia y rendición de cuentas, medio ambiente, financiación, I+D+i, evaluación y mejora continua… ¿Cuál de los módulos formativos del CESIS ha encontrado más enriquecedor?

Pues aquí me pones en un apuro, la verdad, ya que de todos los módulos me llevo una buena experiencia. Quizá disfruté en especial aquellos con un planteamiento eminentemente práctico y didáctico en el aula, como pudo ser, por poner un ejemplo, el guiado por Esther Trujillo sobre la aproximación práctica a la gestión de proyectos de RSC. Pero sin desmerecer el resto, por supuesto.

Precisamente hablando del carácter práctico del CESIS, su proyecto de aprendizaje-servicio perseguía el objetivo de “evitar la cronificación de las situaciones de alta vulnerabilidad que dan origen a la emergencia social”. Parece evidente que el Curso contribuye a sacar al alumnado de la denominada zona de confort, en su caso el medio ambiente, para descubrir otra perspectiva de la sostenibilidad y la innovación.

Sin duda, y sinceramente agradezco que así sea, por lo menos desde mi punto de vista. Desarrollar un proyecto colaborativo en el marco de la Cátedra, fuera de lo que uno está más acostumbrado a hacer por su formación y experiencia, supone un reto añadido, y eso hace que intentes sacar lo mejor de ti. Sin duda es un sobreesfuerzo, ya que tienes que empaparte de una realidad ajena a tu día a día, pero en definitiva supone uno de los mejores aprendizajes para tener una visión de conjunto sobre lo que el propio CESIS pretende: que te formes y adquieras competencias en el ámbito de la sostenibilidad y la innovación social, del modo más global posible, no sólo en tu sector profesional.

¿Y una vez finalizado el CESIS? ¿Cómo aplica lo aprendido a través de la Cátedra Inditex-UDC de Sostenibilidad en su ámbito profesional?

Mi paso por el CESIS ha sido muy útil y enriquecedor en mi ámbito profesional. Por una parte, me ha servido para poder afrontar y continuar desarrollando mi actividad con un mayor grado de preparación, en lo que a iniciativas de RSC se refiere, aplicando los conocimientos aprendidos. Pero también me ha permitido establecer numerosos contactos de interés con compañeros del Curso, con algunos de los cuales he tenido la suerte incluso de llevar a cabo acciones conjuntas tras nuestro paso por la Cátedra, lo que además de enriquecer mi ámbito profesional redunda también en lo personal. Al fin y al cabo, fue mucho tiempo con muy buena gente, y siempre se estrechan lazos.

Finalmente, y gracias al esfuerzo conjunto de su Junta Directiva, la propia entidad a la que pertenezco, que no ha sido ajena al paso por la Cátedra, ha ido mejorando igualmente en cuestiones muy vinculadas con este Curso, como la transparencia, entre otras. Podría decirse que el Grupo Naturalista Hábitat se comporta como un organismo vivo que va evolucionando con el paso del tiempo y el esfuerzo de sus integrantes, siendo el CESIS un estupendo referente para establecer mejoras en muchos aspectos.